Praga: Donde el tiempo se hace inolvidable

Praga es sin duda, una de las capitales de europeas más visitadas, al año recibe más de 6 millones de turistas que llegan atraídos por su espectacular historia y su impresionante belleza arquitectónica.

En esta ocasión, hablaremos de la Praga nocturna (da click aquí para conocer un poco más). Si has decidido internarte por las calles de Praga, les recomiendo alojarse cerca de la Ciudad Vieja, el Barrio Judío o Ciudad Nueva que se encuentran en la zona 1, por lo que les facilitará caminar por las noches sin necesidad de tomar el transporte público y así toparse con bellas construcciones que te harán sentir en un cuento medieval y bohemio.

Pueden iniciar su recorrido nocturno en la esquina donde está la Casa Danzante por los arquitectos Frank Gehry y V. Milunic, inspirada en dos bailarines, que está a la orilla del río Moldava en la calle Resslova Street y si continuas podrás aproximarte al Puente Carlos.

A lo largo del camino, podrás ver lo hermosa que es la ciudad, incluso puedes cenar en algún restaurante a la orilla del río, para después ir a bailar. En cuanto te aproximes al gran Puente Carlos, procura ir a la plaza mayor y situarte frente al reloj astronómico que data de comienzos del siglo XV, que no sólo da la hora sino también indica los tiempos astronómicos. Después de saber la hora y si no tienes hambre, puedes entrar a algún concierto de ópera, ballet o música clásica con precios que oscilan desde los 20€ en adelante (430 MXN).

Y finalmente, llegó la hora de ir a mover el cuerpito a una de las discotecas más famosas de Europa y  ¿dónde puede ser? ¡Claro! al mismísimo Karlovy Lazne ubicado a un costado del Puente Carlos. Esta discoteca cuenta con 5 pisos y diversos escenarios; la entrada cuesta 150 CZK (Aprox 120 MXN).

En el primer piso está el Ice Bar, donde por una módica cantidad, puedes tomar tragos en vasos de hielo; a un costado está el bar de oxígeno al cual recomiendo entrar al final de la fiesta (sobre todo si te pasaste de copas) para estar radiante y libre de resaca al día siguiente.

Luego, puedes ir visitando cada sala las cuales cuentan con una pista de baile (hay varios géneros desde oldies hasta chillout, pasando por electrónica, latina etc.) y una zona lounge, ambas con barras para comprar cervezas y tragos más elaborados que van desde las  90 CZK (Aprox 72 MXN).

En el penúltimo piso, podrás ver a chicas en una pasarela bailando en bikini, está llena de chicos que generalmente van a hacer despedida de solteros, igual te la puedes pasar muy bien. Y en el último piso está la zona chillout en vivo con las nuevas tendencias musicales.

En fin, Praga nocturna da para mucho, saliendo de la discoteca puedes ir a caminar sobre el puente Carlos y escuchar a músicos callejeros. Siempre encontrarás gente con ganas de seguir la fiesta y quizá tomar una cerveza after party en algún bar de la ciudad vieja. Así que Praga está a tus pies lista para que la disfrutes, lo demás ¡depende de ti!

*Artículo por Claudia Dominguez, viajera, intelectual y amante de los viajes.



Booking.com

 

Leave a Reply